Tener un hijo, plantar un árbol y… ¡Publicar un libro!

No es lo mismo escribir un libro que publicar un libro, ¿o sí?

La web Lulu.com ha revolucionado el mundo de las editoriales permitiendo la publicación libre de obras bajo demanda. Este hecho puede parecer un avance aislado pero supone un salto espectacular en el acceso internacional a la cultura.

Google nos sorprendía hace algunos años con su servicio Google Books gracias al cual un usuario culaquiera podía leer gratuitamente libros o fragmentos de libros a través de internet e incluso imprimirlos libremente para su posterior lectura. Poco después, pasó a ofrecer en esas mismas páginas enlaces a librerías on-line para la compra de estas obras a través de terceros. Ahora, según afirman en Dirson, Google impulsará la impresión bajo demanda de libros. Parece ser que la empresa estadounidense de búsquedas empezará en breve a ofrecer un link hacia Readontime.com, servicio POD (Print On Demand) para que los usuarios de Google Books que deseen tener un ejemplar de un libro no tengan más que solicitarlo con un click; días después lo recibirá en casa editado en tapa dura por menos de 6€.

Los servicios POD no sólo constituyen un soporte extraordinariamente útil para los lectores sino que supone una herramienta fundamental para el pequeño escritor que no ha conseguido el apoyo de las grandes editoriales o que sencillamente no desea publicar más que 5 ó 10 copias de su obra. Los POD permitirán igualmente obtener copias a bajo coste de obras descatalogadas o difíciles de encontrar.

Nuevos retos para el derecho de autor:
– Uno de los derechos exclusivos que la Ley de Propiedad Intelectual ofrece a los autores es precisamente el de distribución (artículos 17 y 19). El autor de la obra tendrá, por tanto, que ceder tanto ésta como las facultades para llevar a cabo actos de “reproducción” y “comunicación pública” de su obra para que puedan ser impresas bajo demanda.
– Los contratos de edición deberán ser laxos en este sentido permitiendo los PODs en beneficio del autor, aunque también en el de los usuarios.
– Se preferirán siempre licencias libres o cesiones expresas.
– El primer paso será la publicación mediante PODs de obras en dominio público. El principal problema reside en que el paso a dominio público se hace en función de parámetros temporales no armonizados internacionalmente por lo que una misma obra puede ser ofrecida en POD a través de internet de forma internacional, pero sólo poder ser realmente distribuida en determinados países.
– Los PODs tendrán que ser absolutamente transparentes y accesibles para el autor, pero también de cara a las sociedades de gestión de derechos de autor.

Donate Dogecoins: D6FeXYibky3XY5Pq8ig5BPdM9RECthAmQw Whats This?
Dejar un comentario?

0 Comentarios.

Deja un comentario