Dejar un comentario?

2 Comentarios.

  1. gracias, Pablo, por despertarnos el espirítu crítico que no debemos perder, aunque quizás también se puede aplicar este criticismo constructible a tu pasión por Google 🙂

  2. Para mí Google no es un conjunto de servicios, sino una filosofía de construir el mundo. Por eso, aunque me encanta y me apasiona, también soy muy crítico con ellos. He estudiado desde el punto de vista jurídico casi la totalidad de sus lanzamientos y conozco (y comprendo) los errores y vulnerabilidades que aún hay en su política de protección de datos, propiedad intelectual, competencia… y los comento muy a menudo con mis amigos tecno-juristas. Incluso, de vez en cuando los analizo aquí, en el blog.
    Y sí, coincido contigo. ¡Hay que despertar el espíritu crítico!

Deja un comentario