Códigos de conducta para mejorar la Responsabilidad Social de la Abogacía

El ICAM apoya la Declaración de Madrid sobre RSA

Habitualmente los códigos de conducta contienen normas expresas tendentes a garantizar y promover valores y principios de responsabilidad social, tanto en general como de la Abogacía en particular. Sin embargo, existen códigos de conducta en el sector cuyo único objeto es promover la Responsabilidad Social; tal es el caso de la Declaración de Madrid sobre Responsabilidad Social de la Abogacía (en adelante, Declaración de Madrid).

La Declaración de Madrid atribuye al abogado, como miembro de una profesión que sirve al interés público de la justicia, obligaciones no solo frente al cliente, sus compañeros y otros profesionales del derecho, jueces y tribunales, poderes públicos y Colegios de Abogados, sino también frente a la sociedad. Llega, por tanto, más allá de lo que lo hace el Código Deontológico Español, coincidiendo con la opinión de la OIE al respecto: “La responsabilidad social de las empresas comienza allí donde termina la legislación”.

Si bien el Código Deontológico Español es de obligado cumplimiento para todo profesional del derecho que ejerza como abogado en España, los efectos de la Declaración de Madrid alcanzan únicamente a aquellos abogados y despachos profesionales que voluntariamente hayan decidido firmarla, dejando indemnes y desafectados a terceros.

Para el cumplimiento de los deberes que establece la Declaración de Madrid y, además, como expresión del compromiso voluntario con la sociedad, los firmantes se obligan a realizar acciones de promoción y apoyo para el acceso a la justicia de las personas en situación de desventaja, la participación de abogados en tareas de asesoramiento y formación para colectivos con necesidad de recursos, el apoyo a las iniciativas de sus sociedades civiles inspiradas por los valores de pluralismo político y de participación ciudadana y en general, cuanto sirva a la tutela de la diversidad y el derecho a la igualdad, entre otros objetivos.

La Declaración de Madrid lleva a cabo, así mismo, una ampliación cualitativa del artículo 12.2 del Código Deontológico Español al establecer una obligación de apoyo y promoción de la formación de otros abogados, especialmente jóvenes abogados y quienes se propongan acceder a la profesión, en materia de Responsabilidad Social de la Abogacía.

Por tanto, la Declaración de Madrid, constituida como Código de Conducta de aspiraciones supone para los abogados españoles una implícita extensión cualitativa del Código Deontológico Español.

En el caso de PwC, el código de conducta de la firma contiene un apartado dedicado a la ética social, ubicado en la sección de ética empresarial, a través de la cual expresa su apoyo a los derechos humanos fundamentales y ordena a sus destinatarios evitar participar en actividades económicas abusivas para los derechos humanos. Así mismo, establece como uno de sus valores la actuación socialmente responsable de acuerdo con las leyes, usos y costumbres de los países en los que opera, contribuyendo de manera responsable al desarrollo de la comunidad.

Los compromisos que este código abandera son, en materia de ética social, fundamentalmente los siguientes:

  • Compromiso con los derechos humanos
  • Compromiso medioambienta
  • Compromiso social
  • Compromiso con la justicia

Es de destacar que el código ha sido redactado en primera persona del plural de forma que por un lado crea en el lector sensación de protagonismo, por otro, genera efecto de comunidad y equipo. A continuación destaco tres ejemplos de la técnica utilizada:

«Aspiramos a actuar de forma que el impacto medioambiental de nuestra actividad profesional se reduzca al mínimo. Promovemos el apoyo a actividades benéficas, educativas y de servicio a la comunidad. Estamos comprometidos a apoyar los esfuerzos internacionales y locales para eliminar la corrupción y el delito económico».

Los códigos de conducta pueden velar por el bienestar social ad extra pero también por el de sus propios empleados o miembros. De esta forma, los códigos de conducta pueden incluir cláusulas tendentes a garantizar la compatibilidad entre trabajo y vida privada, estableciendo recomendaciones, directrices o normas de obligado cumplimiento en cuanto a condiciones de trabajo y tiempos de descanso que complementen o mejoren las establecidas en la normativa, convenios o contratos laborales. El código de conducta de PwC, escogido por ser el más completo de los analizados y el único que trata este aspecto, establece además una obligación genérica de prestación de ayuda entre compañeros de manera que todo el equipo logre el objetivo.

«Tratamos de compatibilizar el trabajo con la vida privada y de ayudar a los demás a hacerlo. Invertimos en la mejora continua de nuestras habilidades y capacidades. Proporcionamos a nuestros profesionales un entorno seguro de trabajo».

Imagen tomada de la web del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid

Forman parte de esta colección de artículos sobre Códigos de Conducta de despachos españoles los siguientes posts:

  1. La adopción de códigos de conducta por despachos de abogados españoles
  2. Códigos de conducta para abogados. ¿Qué es un código de conducta?
  3. Códigos Deontológicos y Códigos de Conducta en el sector de la abogacía española
  4. Los códigos de conducta mejoran la imagen de los despachos de abogados
  5. Códigos de conducta para mejorar la Responsabilidad Social de la Abogacía
  6. Contenido de los Códigos de Conducta de Despachos de Abogados españoles
  7. Ejecución de códigos de conducta de despachos de abogados españoles
  8. Clasificación y tipos de códigos de conducta para despachos de abogados
Dejar un comentario?

3 Comentarios.

  1. En mi blog: Códigos de conducta para mejorar la Responsabilidad Social de la Abogacía http://bit.ly/hcve9Q

  2. RT @Pablofb: En mi blog: Códigos de conducta para mejorar la Responsabilidad Social de la Abogacía http://bit.ly/hcve9Q

  3. Códigos de conducta para mejorar la Responsabilidad Social de la Abogacía http://goo.gl/fb/05dyf

Deja un comentario