La obra audiovisual. Parte II: Creación de ideas temáticas y dramáticas

las ideas dramáticas conforman la historia vehicular a través de la cual se desarrolla la acción

Con base en lo antedicho -en el post La obra audiovisual. Parte I: Proceso de gestación de un ideario de calidad– podemos clasificar las ideas en temáticas y dramáticas, en función de su contenido esencial. Las ideas temáticas son el núcleo moral o ético de la obra; esto es, la tesis de la historia, habitualmente basada en valores y sentimientos tales como la amistad, el sacrificio, el amor y la entrega, que, en cierta forma, añade valor a la trama, invitando al espectador a llevar a cabo un juicio o reflexión derivado de la misma.

Por otro lado, las ideas dramáticas conforman la historia vehicular a través de la cual se desarrolla la acción y, en último término, se transmite la idea temática. La idea dramática se construye a partir de la estructuración sistemática de la anécdota principal en planteamiento, trama y desenlace. Su extensión suele ajustarse a un mínimo de 12 palabras, recibiendo en este caso la denominación de “logline” o “pitch”, y un máximo de 36 palabras, denominándose a éstas “concept”. No obstante, lo sustancial no es tanto la longitud en sí de la frase sino la capacidad de ésta de transmitir de la forma más concisa posible la idea dramática completa.

Debido a la dificultad inherente a la actividad intelectual creadora de ideas dramáticas originales, Brian J. Stokes desarrollo en diciembre de 1996 una herramienta digital de generación aleatoria de loglines (Random Logline Generator!) con la intención de evitar que los escritores se bloquearan en este primer paso creativo. Por medio de la curiosa herramienta, cualquier persona puede girar la ruleta de elementos y conseguir, mediante un simple clic, una idea dramática original creada a partir de bases de datos y algoritmos matemáticos.

A continuación se indican algunos ejemplos de loglines aleatorios creados con el sistema Random Logline Generator!:

An Israeli fortune teller, a successful deer hunter, and a politician practice an act for a talent show on a tropical island; a pessimistic manager, a gracious homeless person, and a zombie find themselves trapped in a bar in an underground world; a discriminating insurance salesman and an out-of-work cocktail waitress cook dinner in a junior high school; a bald cab driver takes dancing lessons from a mechanic; a tattoo artist and a legion of quirky students meet and become friends in a small airport; an ambassador and eight pessimistic astronauts worry about their loved ones.

Próximo post… La idea útil: Primer fruto del tamiz intelectual

Si estás interesado en recibir alertas de la publicación de los siguientes post, contempla la posibilidad de suscribirte por rss o por correo electrónico. También puedes leer ya y descargar el artículo completo.

Imagen compartida por Jason Weeks (Cape, South Africa)

Dejar un comentario?

2 Comentarios.

  1. I drop a leave a response each time I appreciate a post on
    a website or I have something to valuable to contribute to the discussion.
    Usually it’s triggered by the sincerness communicated in the post I looked at.
    And on this article La obra audiovisual. Parte II: Creación de ideas temáticas y dramáticas | Blog de Derecho – Pablo Fernández Burgueño.
    I was actually excited enough to leave a thought
    🙂 I do have a couple of questions for you if you tend not to mind.

    Could it be only me or do some of the comments appear as if they are coming from brain dead visitors?
    😛 And, if you are posting at additional places, I would like to
    keep up with you. Would you list every one of your community pages like your Facebook page,
    twitter feed, or linkedin profile?

Deja un comentario