¿Por qué Spawn pisó los tribunales?

Angela-spawn-9Muchos conocéis mi debilidad por el estudio del derecho aplicable a los cómics y a los personajes de ficción. De vez en cuando doy charlas sobre estos aspectos en universidades y centros de formación. La próxima será dentro de unas horas: una microponencia sobre uno de los casos, que pasó por Tribunales, más relevantes de la industria del cómic: El caso Neil Gaiman vs Todd McFarlane por los derechos sobre Angela, Medieval Spawn y Cogliostro.

La microponencia tendrá el título ‘¿Por qué Spawn pisó los tribunales?’ Saldré a compartir la charla el Jueves 10 de Diciembre de 2015 a las 13:00h en el Encuentro Profesional Expocómic en CentroCentro, que tendrá lugar en la Caja de Música de CentroCentro Cibeles, Madrid. La entrada es libre y gratuita. A los que vayan para allá estaré encantado de saludarlos y charlar sobre estos temas.

Uno de mis personajes de cómic preferidos es Spawn, el antihéroe creado por Todd McFarlane con ya más 200 números editados por Image Comics. En su día empecé a comprar los números en librerías especializadas. Hoy buceo por eBay y webs de segunda mano para conseguir el último ejemplar o la pieza de colección que pueden ocupar mis estanterías. La convergencia de temáticas políticas, religiosas y sociales de Spawn llegaron a atraparme hasta el punto de no poder terminar una grapa sin empezar la siguiente. Crossovers, spinoffs, series de animación, la película oficial, los fan art derivados…

El caso que expondré es curioso por su origen y de extraordinaria importancia para entender cómo funciona el sistema de licencias en el sector del cómic. Los personajes secundarios Angela, Cogliostro y Medieval Spawn fueron objeto de conflicto durante muchos años entre Todd McFarlane y Neil Gaiman por los derechos sobre ellos. El periodo de negociación, que duró más de 10 años (de 2001 a 2012), fue poco fructífero y ambos creadores acabaron litigando ante la Corte Federal en Madison, Wisconsin.

-A partir de aquí, spoilers-

1El caso comenzó en 1993 cuando se publicó el Nº9 de la serie Spawn (la captura que ilustra este post es la carátula del número). Para el contenido de la grapa, Neil Gaiman creó a Ángela, un ángel al que Dios encomendó la misión de destruir a los diferentes Spawn que ha habido a lo largo de la historia. Este personaje fue ideado por Gaiman y, si mis fuentes son correctas, dibujado por McFarlane. Ángela representaba la fuerza de Dios en la Tierra en su lucha contra los movimientos de Malebolgia por dominar el Mundo. De forma similar nacieron Cogliostro y Medieval Spawn, también ideados por Neil Gaiman.

McFarlane llegó a un acuerdo con Gaiman según el cual el primero podía usar los personajes creados por Gaiman bajo ciertas condiciones, no reveladas. Del contrato que acordaron verbalmente y en parte pusieron por escrito no se derivó ajenidad, no era un work for hire, por lo que Gaiman seguía siendo titular en exclusiva de los derechos y McFarlane tan solo un licenciatario parcial. Sin embargo, durante años Todd uso los personajes de Neil, se lucró con ellos y negó participación alguna a su creador.

En Estados Unidos lo habitual en este tipo de situaciones habría sido que el propietario de la serie hubiera contratado al creativo definiendo por contrato escrito una cesión lo más amplia posible, aunque ajustada a los objetivos, de los derechos patrimoniales de forma similar a la que sucede en las relaciones laborales estándar. En este caso, no fue así. Neil y Todd acordaron verbalmente y algo por escrito una cesión parcial de derechos, derivándose el conflicto de la falta de concreción.

3La batalla legal comenzó entre los años 2001 y 2002. El primer caso que llegó a los Tribunales, y que fue ganado por Neil Gaiman, fue el de la disputa por los derechos sobre Medieval Spawn en relación con Spawn: The Dark Ages. Es interesante leer como Michael Suen relata la historia en la que Juez de Distrito Barbara Crabb acaba convirtiéndose en una experta de Spawn para poder decidir. Realmente, vale la pena disfrutar con cómo hace la Juez una comparativa con las veces que debe aparecer Spawn en la historia temporal y las que realmente aparece, así como entre Angela, Domina y Tiffany, a las que califica como “kick-ass warrior angels” con “voluptuous physiques, long hair and mask-like eye makeup. Their ‘uniforms’ consist of thong bikinis, garters, wide weapon belts, elbow-length gloves and poorly adjusted armor bras.” Me recuerda un poco al juez turco que tiene ahora que decidir si un médico de ese país ha comparado al Presidente de Turquía con Gollum o con Smeagol, para condenarlo a prisión o dejarlo libre. Supongo que a Todd no le pareció tan entretenido el caso, a juzgar por un tweet que publicó por aquel entonces.

En relación con los demás personajes, la demanda que Neil Gaiman presentó contra Todd McFarlane contenía nueve puntos de enorme interés:

  1. Reconocimiento de los derechos morales Gaiman sobre Spawn Nº 9, la miniserie de Angela, porciones de Spawn Nº 26 y los personajes incluidos en estas obras.
  2. Ilegalidad de la explotación comercial por parte de McFarlane del personaje Angela, registrado bajo los expedientes TX 5-352-460, TX 5-276-922, VAu 481-446, VAu 481-424 y otros.
  3. Ilegalidad de la explotación por parte de McFarlane de Cogliostro y Medieval Spawn, registrados bajo los expedientes TX 5-352-460 y 5-352-461
  4. Incumplimiento de un contrato escrito por el que McFarlane se compromete a pagar a Gaiman los porcentaje correspondientes por cada cómic en los que aparecieron Ángela y otros personajes del Nº9, así como por cada figura de acción diseñada y esculpida por Randy Bowen, basadas en estos. Debido a que no se llegó a pagar esta cantidad, McFarlane convino de palabra, en 1997, con Gaiman que le cedería los derechos sobre Miracleman como pago en especie.
  5. Fraude por parte de McFarlane, que compró, a Eclipse Comics, los derechos de Miracleman y en vez de cedérselos a Gaiman, los renovó a su nombre en 2001. Así mismo, McFarlane mató a Angela en el Nº100 para no tener que pagar los derechos convenidos con Gaiman para las veces que apareciese a partir de ese número.
  6. Comisión de un delito federal por violación del Acta Lanham debido a que McFarlane Productions se erigió como único propietario de los derechos de explotación sobre Spawn Nº 9 y la miniserie de Angela.
  7. Publicidad falsa. McFarlane eliminó el nombre de Gaiman de los créditos.
  8. Incumplimiento de promesas o contrato laboral de palabra. McFarlane no entregó a Gaimanlos derechos prometidos sobre Miracleman.
  9. Declaraciones incriminatorias. McFarlane declaró públicamente que seguiría explotando los personajes en discordia y Miracleman, en contra de los intereses de Gaiman y sin su consentimiento.

Neil Gaiman volvió a ganar. Tras más de 10 años de negociaciones infructíferas, la Corte Federal en Madison, Wisconsin concluyó que Gaiman tiene parte de la propiedad de los personajes mencionados (Angela, Cogliostro y el Spawn Medieval). En palabras de McFarlane, según newsarama, “Neil Gaiman and I had a resolution in our legal dispute, and as part of that he ended up with the rights of Angela. Whatever Neil chooses to do with something that he owns is at his complete and utter discretion.”

5McFarlane parece que finalmente pagó a Gaiman la cantidad de 1.100.00 dólares, según Daniel Best. Marvel Comics se quedó con Miracleman y los derechos de impresión de ciertas obras relacionadas. Parte del acuerdo fue también que Gaiman pudiera terminar una historia Miracleman que empezó con Mark Buckingham hace algunos años.

Ángela, el personaje principal en discordia, ha sufrido dos destinos: Todd McFarlane, cansado de la disputa por el personaje, decidió matarla en el número 100 de la colección. Por su parte, Neil Gaiman, titular de los derechos sobre este ángel, decidió venderla a Marvel. Considero que es una muestra de Gaiman de que con lo suyo puede hacer lo que le plazca en contra de los deseos de Todd.

Marvel, por su parte, ha introducido a Ángela en su serie de La Era de Ultrón, según nos cuenta Devin Faraci, lo cual me parece llamativo ya que el personaje de Gaiman se creó para tener sentido solo en el universo Spawn. Me pregunto si Marvel mantendrá el maquillaje de Ángela, antagónico al de Spawn, así como los pendientes con los colores opuestos del antihéroe de Todd. Los otros personajes conflictivos, Cogliostro y el Spawn Medieval, simplemente desaparecieron de la serie Spawn.

Realmente interesante, ¿verdad? El mundo del cómic está plagado de casos como este, entretenidos y jurídicamente apasionantes.

la guia del comic 27 Profesionales en EP Expocómic en CentroCentro

Programa de microponencias EP Expocómic en CentroCentro

Si a alguno os apetece compartir la microponencia que daré en unas horas, os dejo las coordenadas:

Título: ¿Por qué Spawn pisó los tribunales?

Cuándo: Jueves 10 de Diciembre de 2015 a las 13:00h

Dónde: Caja de Música de CentroCentro Cibeles, Madrid.

Más info: Encuentro Profesional Expocómic en CentroCentro

Anotación: En el encuentro esta vez no tendremos a Eve Mae (¡vente al próximo!) pero estará con nosotros Will No Name. ¿Qué más excusas necesitas para venir?

Donate Dogecoins: D6FeXYibky3XY5Pq8ig5BPdM9RECthAmQw Whats This?
Dejar un comentario?

1 Comentarios.

  1. No me parece nada de justo lo que hizo Todd mcfarlane se burlo de Neil gaiman, fue realmente un necio y un avaro. Debió comportarse como un hombre y pagar por los derechos de Angela. Ella era un buen elemento dentro del universo spawn, lamentable que por su actitud la desechara de esa forma, spawn sin angela no fue lo mismo señores.

Deja un comentario