Archivos de Tags: bitcoin

SEPBLAC responde: Puedes viajar con bitcoins sin declararlos en la frontera

Pilas de bitcoins

Pilas de bitcoins. Imagen cedida por fdecomite

Hace unos meses, volando a Isla de Pascua (Chile) a dar una ponencia sobre “Bitcoin y Derecho al Olvido“, me pregunté cómo afecta la normativa que obliga declarar los medios de pago en la frontera.

Dado que el Bitcoin fue declarado divisa virtual a efectos del Impuesto (IVA, IGIC, VAT) por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, me entró la curiosidad si para PBC también se le daría la consideración de divisa o de efectivo digital, como se conoce ahora las criptomonedas.

Hice la siguiente consulta al SEPBLAC:

Me dispongo a viajar fuera del EEE con bitcoins y otras criptomonedas. Actualmente el valor de los que tengo es inferior a los 10.000 euros aunque, gracias a la especulación, espero que suba y lo supere. Según la Orden EHA/1439/2006 debería declarar, a través del modelo S1 los medios de pago que superen esta cifra de euros. El TJUE ha declarado a través de su Sentencia C 264/14 que los bitcoins, como efectivo electrónico, son medios de pago y tienen naturaleza de divisa virtual. En el mismo sentido las consultas V-1028-15 y V-1029-15 de la AEAT. – ¿Debo declarar la cantidad de bitcoins u otras divisas virtuales que poseo en los mismos casos en los que es obligatorio respecto al efectivo según la Orden EHA/1439/2006?

  • En caso de que sí deba declararlos, ¿qué debo declarar? ¿La cantidad numérica de bitcoins o su equivalencia en euros?
  • En caso de que de deba declarar su equivalencia, ¿en qué instante del tiempo debo hacer el cálculo y qué valor debo tomar como referencia al no haber ninguno oficial?
Consulta SEPBLAC Bitcoin frontera

Esta imagen es solo un extracto. Descarga aquí la consulta completa

El SEPBLAC, ante la pregunta, respondió que más que sobre prevención del blanqueo de capitales, la consulta está relacionada con el movimiento de medios de pago físicos (Reglamento CE 1889/2005). En opinión del SEPBLAC, según me respondieron por escrito, no parece que el legislador en 2005 pretendiera incluir las divisas virtuales. Es más, de la descripción de dinero efectivo se desprende que está pensando más bien en elementos con un soporte físico (billetes, cheques de viaje, cheques al portador, etc.), y de ahí que se reconozca a las autoridades la facultad de controlar las personas físicas, sus equipajes y los medios de transporte.

En principio, según SEPBLAC, “es ciertamente dudoso que deban declararse los bitcoins, como tampoco tienen que declararse como dinero efectivo otros bienes o derechos que pudieran realizarse y tener un valor económico superior a los 10.000 euros (por ejemplo, un lingote de oro)“. Apunta, igualmente, que solo el Tribunal de Justicia de la Unión Europea puede interpretar con carácter auténtico el derecho comunitario, de manera que habrá que estar también a lo que el TJUE diga más adelante.

Sin duda, veremos futuros desarrollos normativos en la materia, toda vez que las divisas virtuales se han incluido en el plan de acción de la Comisión Europea recientemente aprobado. En relación con este punto, hace unos días estuve en Bruselas, Bélgica, invitado por la Comisión Europea para participar a puerta cerrada en la reunión Virtual Currencies: combating fraud and counterfeiting of non-cash Workshop means of payments con otras 19 personas de diferentes partes del mundo. La misión fue compartir los aspectos innovadores que traen las criptomonedas para analizar las formas en las que se comenten fraudes contra los titulares de las mismas para sustraérselas. Mi intervención giró sobre el polémico ataque a The DAO (ver ppt), sobre el que escribiré algo junto con mis socios de Abanlex (David Maeztu y Javier Prenafeta) y de NevTrace (Jorge Ordovás y Alberto Gómez Toribio). Si no da tiempo a escribir, organizaremos alguna reunión para comentar la situación. Será un tema de Abanlex, así que sigue los canales del bufete para estar al tanto: @Abanlex y FB-Abanlex.

Si te urge saber más, hoy lo explicaré en esta jornada de iiR sobre Prevención del Blanqueo de Capitales. Y, en octubre, en este evento de FIADI: XX Congreso Iberoamericano de Derecho e Informática. Más info sobre mis ponencias y charlas, aquí: http://www.pabloburgueno.com/ponencias/

Las anotaciones en la blockchain se pueden presentar en juicios

800px-A_researcher_working_with_delicate_resource_at_The_National_Archives

Buscando anotaciones. Imagen cedida por The National Archives (UK)

Una entidad me ha preguntado si una anotación hecha en la cadena de bloques del Bitcoin se podría presentar como prueba en un juicio. Como no es ningún secreto, comparto aquí la respuesta que les acabo de enviar escrita en un e-mail sin más contemplaciones.

La cadena de bloques del Bitcoin es un libro contable en el que se pueden escribir anotaciones de manera que estas no se puedan editar ni borrar. Estas anotaciones quedan publicadas y accesibles de forma gratuita desde cualquier lugar del mundo, con las consecuencias que ello tiene. Por tanto, no deberían publicarse notas que contuvieran datos personales ni cualquier otro tipo de información que no deba revelarse a terceros, como información sensible o secretos comerciales.

Hasta la fecha, que se conozca, ninguna anotación realizada en la cadena de bloques ha sido presentada como prueba en un tribunal. Cuando se haga, la validez de la misma será incuestionable mediante el correspondiente peritaje. Dicho peritaje será necesario dado que difícilmente el primer caso de este tipo llegará a un juez que tenga, a su vez, conocimientos informáticos suficientes. El hecho de que sea incuestionable viene dado por la naturaleza jurídica de la misma derivada de la forma en la que se inscribe. Son anotaciones cuya edición es, en la práctica, imposible.

800px-Copyright_Card_Catalog_Files

Archivo de notas. Imagen cedida por Michael Holley Swtpc6800

El problema de las anotaciones no viene del hecho de que se puedan modificar, ya que no existe esta posibilidad, sino del contenido de la misma. Introducir datos de carácter personal, información confidencial o secretos industriales podría desembocar en un hecho potencialmente ilícito o delictivo que jamás podrá ser deshecho y que tiene graves consecuencias pecuniarias o incluso privativas de libertad. El contenido que se incluya debe ser, además, el adecuado a los fines que se busquen, ya que si se anotan dígitos que no prueban ni ayudan a probar lo pretendido, la anotación en sí no servirá o, incluso, puede dar como resultado una consecuencia contraria a la buscada. Ya que escribir es legal y las anotaciones pueden ser presentadas en un procedimiento de cualquier tipo, el foco debe centrarse en qué se escribe.

En conclusión, cualquier anotación realizada en la cadena de bloques del Bitcoin por el medio adecuado sería aceptable en un procedimiento judicial.

Aquí, algunos ejemplos de uso de la blockchain:

  • Hace unos meses, el notario Javier González Granado registró el hash de un programa en la cadena de bloques porque consideró que era la forma más eficiente de certificar la existencia de un documento digital. Cuenta cómo lo hizo en el artículo “Registrando en la Blockchain. Uso de bitcoin como registro documental en un depósito digital notarial“.
  • La cadena de bloques no es sustituto de la acción notarial, pero sí ofrece una ventaja registral como complemento electrónico. El notario José Carmelo Llopis recuerda que el sistema se puede usar como registro no sustitutivo sino complementario, en su artículo “Dos errores al valorar el impacto del Bitcoin en el sector legal“.
  • El notario Ignacio Gomá Lanzón verificó la validez de las operaciones en la cadena de bloques, que es donde se insertan las notas mediante el uso de OP_RETURN. Esa validación la realizó para poder constituir la sociedad Coinffeine SL, de la que Alberto Gómez Toribio fue CEO. La historia la publicó en el artículo “¿Se puede constituir una sociedad con bitcoins?
  • El  despacho de abogados Abanlex, en el que trabajo, usó la cadena de bloques como registro de la propiedad intelectual por medio de Proof Of Existence y lo publicó en el artículo: “Usamos la cadena de bloques como registro de la propiedad intelectual
  • Partiendo de estas acciones, otros han actuado. Por ejemplo, la empresa N3uro ha registrado obras en la cadena de bloques (veraquí), la empresa Adscribe ha hecho lo propio (ver aquí) y el abogado Jorge García ha publicado sobre la posibilidad de registrar software en la cadena de bloques (ver aquí).

Espero que a los que vayáis a iniciar proyectos con blockchain esta información os sea de utilidad. Usar OP_RETURN para anotar cosas es una aberración (maravillosa) del Bitcoin.

Termino con una anotación que realicé. ¿A qué no sabéis en qué frase me inspiré?

Bonus que nos ofrece Joobid: La LOPD no tiene poder sobre mí!

Lo más destacado de 2014 publicado en mi blog personal: ICAM, DerechoAlOlvido, Klingon, Congreso, GMail y Cookies

Estos son los 6 temas más destacados que traté en 2014 en mi blog:

Captura de pantalla 2014-11-05 20.29.003 de noviembre de 2014: Estos son los fallos de seguridad en el servicio de email que el Consejo presta a los abogados españoles

Analizo el servicio de e-mail que se presta a los abogados: es inseguro por defecto; nos envían la contraseña en texto plano; no almacenan el hash de las contraseñas sino estas en sí mismas; pinchando el router se desvela el contenido de todas las conversaciones con nuestros clientes.

Leer más…

dont-forget-646997-m26 de mayo de 2014: [mis] Reflexiones sobre la Sentencia del #DerechoAlOlvido

Explico que el Derecho al Olvido se garantiza a las personas físicas, no solo a los ciudadanos europeos.

Aprovecho el pot para indicar el estado del procedimiento y resolver dudas.

Leer más…

Captura de pantalla 2014-12-31 14.43.1921 de abril de 2014: ram wanI’ qaSmoHlu’bogh wej Dajlaw’ nuq nID

Probablemente el primer artículo jurídico escrito en klingon; el primero al menos en la Tierra.

Explico los derechos básicos de los consumidores y usuarios en relación con el comercio electrónico.

Leer más…

2463525895_e87aa0bbab6 y 7 de marzo de 2014: Diputados: con Bitcoin, digan adiós al derecho al olvidoProductos comprados con Bitcoin entran en el Congreso (España)

Demostré en el Congreso de los Diputados que es posible incluir notas imborrables en las transacciones de Bitcoin. Sugerí colaborar con los dueños de Internet para controlar la normativa en otros países.

Leer más… & Leer más…

Captura de pantalla 2014-02-13 00.44.4713 de febrero de 2014: Cómo espiar gratis usando GMail + Streak

Cómo rastrear los e-mails que envías, saber si los han abierto, cuántas veces, en qué minuto y dónde estaba la persona cuando lo abrió. Me centro en aspectos técnicos y legales.

Termino el post con un script en python que bloquea los ataques con Streak.

Leer más…

paradoja_epicel7 de febrero de 2014: Cómo hacer una auditoría de cookies (Paradoja EPICEL)

Cómo hacer una auditoría de cookies (Ley de cookies) paso a paso. Pongo ejemplos con códigos de invocación (Youtube) y frames (Nyan.cat). Indico el tiempo que lleva y los recursos necesarios. Doy una recomendación al legislador y le dirijo unas palabras en la lengua negra de Mordor.

Leer más…

Como cada año, hago públicas las estadísticas de mi blog:

Este blog fue visto cerca de 290.000 veces en 2014. El día más movido del año [2014] fue el 3 noviembre con 1.648 visitas. El artículo más popular del día fue Estos son los fallos de seguridad en el servicio de email que el Consejo presta a los abogados españoles.

Consulta los datos estadísticos más relevantes:

Imágenes: Los autores de las imágenes usadas en este post están citados en los post enlazados.

La criptografía esconde aquello que en ella quieras encontrar

death-164761_640

La moneda virtual es perfecta para la creatividad legal, pero también para el comercio ilícito y el fraude. Imagen en CC0 tomada de Pixabay.

El Bitcoin también tiene un lado oscuro, como todo. Hablé con un periodista de El País que me preguntó por las posibilidades de blanqueo de capitales usando Bitcoin en el sector del juego online para redactar esta noticia: La lavadora del trío de ases. Mi respuesta por teléfono fue esta:

Ninguna de las casas de juego online que aceptan Bitcoins (lista) coincide con las que tienen licencia en España (lista). Esto es relevante, porque la posibilidad de blanqueo se realiza fuera de las fronteras de España y de forma anónima.

En España, si algún operador aceptase Bitcoins, tendría que identificar al usuario y aceptar un máximo de 2.500€ por persona en Bitcoins (noticia), porque el Bitcoin se considera un sistema de pago no controlado (noticia y respuesta de la DGOJ). Tiene sentido que se asemeje más al traspaso de efectivo que a la transferencia bancaria porque, al fin y al cabo, los pagos realizados con Bitcoins tienen una entidad similar a la de los pagos con trozos de metal (monedas) o pedazos de papel (billetes).

La DGOJ no dice que el Bitcoin sea dinero, sino que la norma que afecta al dinero también afecta al Bitcoin (post). El problema es que no hay nadie que regule el precio del Bitcoin, por lo que se usará el precio ponderado de las principales casas de cambio (BTC-eBitstamp). Es interesante que Hacienda haya pedido al Confidencial que ponga el titular “Hacienda reconoce por primera vez el valor económico del ‘Bitcoin'” en su último artículo, en lugar de “Hacienda reconoce por primera vez el ‘bitcoin’ como una moneda” para dejar claro que no es una moneda de curso legal (como lo es el Euro), pero sí algo que puede ser usado como moneda digital privada.

Lo magnífico del juego online con criptomonedas (como DarkCoin) es que puede ser totalmente anónimo (Anonibet) y el jugador puede usar programas gratuitos sencillos (DarkWallet) para enviar, mantener y recibir Bitcoin y que no quede rastro de las transferencias.

Luego el Bitcoin puede ser usado como medio de pago de productos y servicios legales (La Calle Bitcoin) e ilegales (armas). No hay que certificar de dónde se han obtenido los Bitcoin, porque se pueden haber creado (minería), por lo que luego se pueden vender legalmente por moneda de curso legal en España en prestadores de cambio online (lista), servicios p2p de cambio anónimo (Coinffeine, sociedad española con capital social solo en Bitcoins) y en la calle (LocalBitcoins).

El Bitcoin se usa cada vez más en el sector del juego online (noticia) y los únicos que lo ofrecen son prestadores de fuera de España (o ilegales dentro de España). Si alguien quisiese usar el sistema del gambling para blanquear dinero de forma extraordinariamente rápida, sencilla y anónima (lista de las mejores casas online que aceptan Bitcoins), usaría Bitcoin o algunas de las otras cientos de criptomonedas (lista).

La cadena de bloques Bitcoin se puede usar como alternativa al Registro de la Propiedad Intelectual del Ministerio de Cultura (post). Se puede utilizar la criptomoneda para comprar (noticia) o para constituir sociedades (post). También como medio para aportar recursos en un sistema de crowdfunding (Swarm). O para apostar de forma legal (post). Así que el Bitcoin, como toda tecnología, puede ser usada para la creación o para otros fines más…

Productos comprados con Bitcoin entran en el Congreso (España)

2014-03-06 20.10.44 - copia

Los diputados prefieron las galletas de dulce de leche. Dejaron las de chocolate. Fueron comidas en el Congreso de los Diputados el 6/3/2014. Las galletas se compraron con Bitcoin.

Ayer, 6 diputados del Congreso (España) comieron galletas compradas con Bitcoin, como parte de un experimento con seres humanos que realicé.

Además de ser llamativa, la noticia es relevante: Productos adquiridos con bitcóins entran en el Congreso de los Diputados, junto con la nota de transferencia; varios diputados prueban los productos; y se hace patente que el sistema Bitcoin existe y se usa en España.

Llevé estos productos al Congreso como parte de una investigación, que se basa en demostrar que la tecnología que hay detrás de la anécdota del Bitcoin construye un sistema que hace imposible borrar los contenidos subidos a la red. Excelente para la propiedad intelectual; peligroso para la privacidad.

La sesión, en la que estuvimos ayer varios abogados con diputados de la Subcomisión de Redes Sociales, fue “a puerta cerrada”, no para mantenerla en secreto, sino para que pudiésemos sentirnos más libres a la hora de dar información sensible (nunca confidencial) y privada de nuestra actividad.

Accedimos al Congreso tras pasar por varios controles de seguridad. Una persona nos acompañó hasta la sala (Sala Lázaro Dou), ovalada y con una gran mesa en el centro. Jorge, Alfonso, Alejandro y yo (Pablo) nos sentamos en un lado; los diputados en el otro; y una invitada en una silla apartada.

Comenzaron las exposiciones: aquí está la mía (un poco troll, dicen); la de Jorge puede leerse aquí. En mi exposición, repartí galletas entre los diputados, junto a una nota imborrable que publiqué en la transmisión de bitcóins. Los diputados mostaron interés extremo en la situación del presente.

Los diputados hicieron preguntas sobre las exposiciones. Apunté el guión de mis respuestas:

1.- Intimidad en Internet

Por ahora, cierto grado de intimidad existe en Internet, porque contamos con mecanismos de control.

2.- Derecho al Olvido

Tendrá un alcance limitado y será ineficaz en muchos casos. Me centre en las cuestiones básicas (punto 2).

La informática es vulnerable y está abocada a fallar por casusas técnicas, humanas o por ataques externos. Hay que contar con el fallo seguro.

Sugiero:

  • Asumir que nuestros datos personales van a ser publicados, con mayor o menor alcance.
  • Crear sistemas digitales y, sobre todo, analógicos de respuesta inmediata.

3.- Cookies

Sugerí dos cosas: que se mantengan la protección y el límite en los usos como obligaciones para los prestadores; y que se eliminase la necesidad de informar sobre las cookies en el aviso legal y en banners.

Destaco en mi memoria que uno de los diputados de la Subcomisión de Redes Sociales tuvo que preguntar qué es un cookie.

4.- Regulación vinculante

Las normativas estatales se agotan en las fronteras; las de los prestadores son eficientes en todo el mundo.

Destaqué en mi intervención una frase dicha por un diputado en esa sesión: “[Tal y como habéis presentado la situación de Internet,] no hay nada que hacer desde el punto de vista de la legislación del estado”.

Indiqué un motivo de que la ley siempre vaya detrás de la tecnología: la lentitud en su creación.

Aporté una solución muy básica y que rompe los esquemas del sistema de estados:

  • Normativa española: mínima para proteger completamente los derechos fundamentales de los ciudadanos españoles.
  • Normativa para el mundo digital: Es necesario hacerla con los que controlan la Red.

5.- Normas que son un desastre

El tiempo era limitado. Solo destaqué:

  • Código Penal (arts. 401, 270, 720)
  • Ley de Propiedad Intelectual. Incluí la desastrosa reforma propuesta.
  • Ley Orgánica de Protección de Datos: Solicité la rebaja de exigencias y que no sea necesaria la notificación de ficheros
  • Registro de Empresas de Venta a Distancia: Solicité su supresión

Mis compañeros, en sus turnos, solicitaron cambios en la normativa de Retención de Datos. La idea es que sea posible identificar a una persona a través de la IP para delitos inferiores a los graves.

6.- Regular con los prestadores

España debe participar en las creaciones de normas privadas internacionalmente vinculantes, que son las que elaboran los prestadores (los de uso mayoritario). De esta forma, se crean costumbres basadas en criterios españoles en ciudadanos de países extranjeros y logramos armonizar y normalizar el uso de Internet a nuestra conveniencia. Este efecto sobre el ciudadano del mundo, permite a España obligar indirectamente y de forma velada a los legisladores extranjeros a modificar sus normas y elevar los criterios de protección de los derechos fundamentales de los usuarios.

7.- Protección de la propiedad intelectual

La propiedad intelectual debe ser protegida. Para ello sugiero:

  • La introducción del Fair Use en la normativa española de forma inmediata.
  • La consideración del lucro indirecto como ánimo de lucro a efectos penales.
  • La creación de una Agencia Española de Propiedad Intelectual.

La propuesta de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, actualmente siendo debatida en el Congreso, no debe progresar. Destaqué esta consideración: la actividad de los agregadores debe seguir siendo legal y estar exenta de obligación de pago alguno.

En cuanto las soluciones del protocolo se hagan más patentes (10 años vista), debe considerarse el uso libre de la propiedad intelectual cuando el fin sea sin ánimo de lucro. Aunque lo circunscribí a una derivación del fair use, para que sea posible y no dañe en exceso los derechos de los autores y los creadores.

8.- Otras propuestas normativas y tecnológicas

Mi preferencia sería que se devolviese el sistema a la creación de reglas y principios, por medio del estudio de casos. Pero que no se trate de regular los casos en sí, ni establecer un exceso de obligaciones.

Sugerí la aprobación inmediata de una norma que impida al software tomar la decisión de matar o no a un humano. Ya existen programas capaces de identificar situaciones de riesgo, controlar un dron con un arma y llevarlo a su destino para que dispare a la amenaza. Es una situación que España debe regular para lo que suceda dentro de sus fronteras. La acción de disparar debe seguir siendo realizada por medio de una acción física de un humano. Asimimo, sugerí la creación de un registro internacional de identificadores de drones y de elementos no humanos con capacidad de movimiento autónoma.

En relación con lo sugerido (norma anti-bit_balas) recordé a los diputados que el Prof. Kevin Warwick ha logrado que un coche sea dirigido de forma “inteligente” por una neurona; y ha movido en Londres partes mecánicas de su cuerpo estando él en EE.UU. por medio del envío de impulsos nerviosos a través de Internet. Es el presente.

Destaqué la labor de el GDT y sugerí que se les facilitasen los recursos para la creación de un complemento para los principales navegadores que permita a los usuarios registrar de forma certificada el contenido de una página y enviarlo, junto con su IP, a una dirección del GDT.

En relación con las redes sociales, sugerí la posibilidad de convenir con los miembros de las mismas que crean sus propias normas privadas, la creación de un botón de denuncia por posible comisión de delito, integrado en la plataforma, con un canal abierto con el GDT que envíe de forma automática los datos de las personas o contenidos denunciados, junto con una captura cifrada de los contenidos o la IP datos y datos del denunciado (y, si el denunciante lo permite, también la suya), solo cuando la IP del denunciante sea española o haya configurado su cuenta para designarse como español.

Por último, destaqué la importancia de que España dé un paso al frente y participe sin miedo en la creación de la normativa privada internacional, que es la realmente eficiente en el mundo. España debe enviar a una persona para que participe en la creación de normativa, con sugerencias, para que la normativa sea la que España quiere. Y, si el prestador presenta reticencias o rechazos, España debe cambiar su sistema de acercamiento y apoyo.

Los dueños de un mundo parcelado eran los estados. Los del mundo, son las empresas y sus usuarios.

Diputados: con Bitcoin, digan adiós al derecho al olvido.

2463525895_e87aa0bbab

Congreso (España). Imagen tomada por Rodney.

Estoy en el Congreso, junto a Carrascosa, Campanillas y Touriño. Espero que después de que escuchen lo que les voy a decir, los diputados no me nominen. 

En esta ocasión acudo porque me ha convocado la Subcomisión de Estudio sobre las Redes Sociales. Varios diputados (aquí listados) quieren que les cuente mi experiencia y conocimiento sobre “ciberseguridad en la red, en las transacciones comerciales electrónicas, protección de las personas más vulnerables y protección en el ejercicio de derechos fundamentales que pudieran verse afectados”.

Supongo que quieren que les hable sobre mi experiencia en TOR (un momento, ¿he usado TOR? ¬¬); mis batallas para que un blog personal pueda tener publicidad sin pagar por ello; mi lucha sin cuartel contra la tontería de las cookies y su imposible ley; las posibles medidas para evitar la suplantación de identidad; los peligros de las redes sociales; o los riegos de la minería de datos. Pero… no. No voy a hablar de nada de esto.

Los diputados no saben, aún, que no voy a contarles nada de lo que creen que quieren oír.

Ayer me llegó una comunicación del Congreso en la que me ruegan “encarecidamente […] la extrema conveniencia de aportar alguna documentación”. Les voy a dar la URI de este post, porque en papel aún es complicado hacer clic en los enlaces.

El Congreso me ha concedido un máximo de 5 minutos. A minuto por punto, esto contaré:

  1. Galletas compradas con Bitcoin para los diputados

Este martes compré 8 galletas caseras. El truco es que no las he pagado con dinero, sino que se las he cambiado al restaurante Do Eat! por 0,02434 BTC (bitcóins).

Llevaré las galletas a los diputados para demostrarles que el Bitcoin existe y se usa. Se las llevaré para que sean conscientes de que hay centenares de negocios que las aceptan y que es muy sencillo adquirir productos y contratar servicios con los Bitcoin.

Se las llevaré para que comprueben que el comercio electrónico cuenta desde 2009 con un sistema internacional y alternativo de pagos. Con uno no, ¡con cientos! Crecen como la espuma los ataques informáticos centrados en el ataque a ostentadores de claves que controlan los Bitcoin. Hay inseguridad. ¿Qué cuesta que España diga que “no es dinero” sino un bien?

Quiero que se percaten de que son ellos (el Estado) los que están creando inseguridad jurídica en España. Están minando nuestra confianza. Lo que sea necesario para que Hacienda conteste la consulta vinculante que les planteamos, que lo pongan ya. Es imprescindible que España deje de estar a la cola del mundo en eCommerce.

Por cierto, ¿por qué he elegí las “galletas”? Por la absurda ley de cookies y la más absurda reforma propuesta. La ley de cookies es la mejor forma de empapelar a los empresarios; y la mejor para indicar a los usuarios que España asusta.

2014-03-04 18.31.33

En este restaurante puedes consumir lo que quieras a cambio de bitcóins. Do Eat! (Madrid, España)

2.- Nota incluida en la transferencia de bitcóins

En la transferencia realizada para comprar los Bitcoin he incluido esta nota (sin tildes):

Galletas compradas por @Pablofb (de Abanlex) en Do Eat! (Madrid) para la Subcomision de Estudio de las Redes Sociales (Congreso Diputados, Spain) como parte de una investigacion realizada por @Pablofb y que sera mostrada a la Subcomision el 6/3/14

Actualización (10/03/2014): Esta nota sí se puede borrar porque es un mero valor añadido del servicio blockchain.info y no un dato anexado a mi transferencia en sentido propio (ver aquí). Lo que no se podría borrar es el hash de un documento convertido en dirección Bitcoin una vez hubiera hecho una transmisión de satoshis a la misma. No obstante, se está trabajando en un registro de notas unido a las transferencias por medio de la modificación del protocolo, por lo que será posible incluir notas a las transferencias a través de sistemas similares al actual.

Captura de pantalla 2014-03-05 17.45.50

Nota: “Galletas compradas por @Pablofb (de Abanlex) en Do Eat! (Madrid) para la Subcomision de Estudio de las Redes Sociales (Congreso Diputados, Spain) como parte de una investigacion realizada por @Pablofb y que sera mostrada a la Subcomision el 6/3/14” [Ver aquí]. No he ofuscado las direcciones y podréis rastrear las transferencias que haga desde esa cuenta… a menos que, a partir de ahora, las haga en modo compartido y use una nueva dirección para las futuras recepciones.

3.- Hola, Registro Internacional de… la Propiedad Intelectual (¿InteCoin?)

Presunción iuris tantum.

Algo muy similar a lo que se consigue por medio del registro privado de propiedad intelectual, se consigue gracias a las soluciones iniciadas por Satoshi Nakamoto.

Las posibilidades de registro que presenta el sistema de bloques son fastuosas. ¿Qué podemos registrar? Texto, música, copias resumen (hash)… matrículas, ecuaciones, manuales… Un registro internacional de lo que sea que queramos. Y si lo quieres cifrado, métele un PGP.

Si el Estado halla la forma de controlar un protocolo (y lo crea), tendrá el monopolio sobre su gestión y contenido. Una criptomoneda controlada por un estado o por varios o por el FMI, es posible. Un registro internacional de carácter científico (de tipos de árboles, por ejemplo) controlada por una universidad, es posible. Un registro, controlado por el mundo, de diseños de armas para crearlas en impresoras 3D caseras, es posible. Tanto lo bueno como lo malo, es posible; que llegue a suceder todo, es probable; que ya sucede, está (personalmente) probado.

Aquí podría hablar de los criptocontratos, sobre los que Ethereum ya está trabajando (Jorge Vallet). Será interesante observar la creación de leyes internacionales de ejecución automática.

Se puede crear un registro privado de propiedad intelectual con un puñado de bitcóins. No se usarían como existencias, sino como inmovilizados inmateriales. Los bitcóins serían herramientas de trabajo. Por ejemplo: una empresa, con dos direcciones, destina una de ellas al envío de satoshis con elementos a registrar y, dejada la huella imborrable (que puede ir cifrada), devuelve los bienes digitales a su cuenta de origen. Coste cero. Potencial inmenso.

Actualización (10/03/2014): Es posible crear un registro de propiedad intelectual con tecnología del Bitcoin. Para poder llevarlo a cabo habría que crear una dirección Bitcoin a partir del hash de una obra. A esta dirección se le debe enviar algún satoshi, para convertirla en imborrable e inalterable. Al término, se tendrá un registro internacional de PI con presunción iuris tantum. Ya han propuesto algo parecido los compañeros de Dogecoin. El texto tachado en este post es la consecuencia de mi error.

4.- Leyes nacionales que se extinguen en la frontera. Normas privadas que controlan Internet

La soberanía de los estados es indiscutible. Dentro de sus lindes políticas toda actividad debe regirse por lo establecido en las disposiciones en vigor que el poder público haya promulgado. O así era hasta que surgió con fuerza la Red de Redes.

España no puede detener Internet en sus fronteras.

Pondré tres ejemplos:

  • Si el responsable de un sitio incumple una ley nacional en su web, ¿cuánto tardaríamos en cerrar la web a través de los tribunales? ¿Cuánto tardaría Google en banearla de su directorio?
  • Si un usuario difama anónimamente a un menor a través de Twitter, ¿cuánto tardaríamos en localizar al usuario a través de los tribunales? Es más, ¡¿no lo permite la ley actual?! (la respuesta es “no”, por cierto: acoso a menores y suplantación de identidad). ¿Cuánto tardaría Twitter en bloquear el perfil y entregar su datos de usuario (IP, correo, exif -si los guarda- de las imágenes, horas de actividad, enlaces en los que haya pulsado, tipo de dispositivo usado, colores que se muestran en su pantalla…)?
  • Si localizamos una foto de contenido muy inadecuado en Facebook, ¿cuánto tardaríamos en actuar por medio de los tribunales españoles (ojo a la pregunta 12)? ¿Cuánto tardaría Facebook?

Veo la siguiente situación:

  1. Las leyes nacionales son eficaces dentro de las fronteras, pero ineficaces fuera.
  2. Las normas privadas de los prestadores son eficientes siempre, en el mundo.

Consecuencias:

  1. Deben tenerse más en cuenta las normas privadas de los prestadores.
  2. España debe participar en la creación de estas normas.
  3. La normativa aplicable a los prestadores nacionales debe ser mínima.
8651931765_548970a1a7

Hasta la frontera llega la normativa del estado sobre Internet. Foto: CBP (CC BY SA 2.0)

5.- Sé dónde estás, menor

Con puros fines científicos y de investigación, he streakeado a un diputado. No, es broma. No uso Streak por motivos éticos (No estoy hablando del streaking ^_^). Pero, lo cierto es que es tan fácil y hay tantos sistemas en el mundo que permiten realizar este rastreo de forma sencilla, que nada empece a que se pueda enviar un e-mail o similar a un menor y saber dónde está en ese instante.

A mí ya me ha intentado streakear un empresario de UK, pero no ha podido lograr su objetivo porque implementé medidas para evitar que me hagan eso. ¿Un menor conoce estas medidas? ¿Sus padres las conocen? ¿La concienciación ciudadana serviría? Mi respuesta es “no”, a las tres preguntas. Es necesaria la seguridad por defecto (Yago Jesús, de Security By Default) y la implantación de medidas preventivas y reactivas (Luis Delgado). Y es necesario saber que este mundo existe, asumirlo y tratar de gestionarlo.

En cuanto a la identificación de menores, la firma electrónica no es eficiente. Con el DNIe de los menores, se puede intentar. Pero, ¿quiénes serán los obligados? Los menores no, evidentemente. ¿Los padres? ¿Reconoceremos a los obligados por la IP? Habrá que darse a Spotflux (y compañía), gratuito, compatible con el móvil y adecuado para ver Netflix en España, por cierto. Imagino que se querrá poner la mira en los gigantes estadounidenses para obligarles a cumplir la ley de un estado europeo. Mientras que los asiáticos y africanos no traduzcan sus soluciones… amainamos el temporal. Pero, ¿realmente queremos que Baidú recopile los datos de nuestros menores para permitirles o negarles el acceso? ¿Queremos que cualquier red social tenga acceso a esta información? Puede que con un simple identificador reconocido de “soy mayor” o “soy menor” baste, basándonos en la edad mínima para ser mayor tanto de España como del país del prestador. Es más, ¿tenemos un listado cerrado de los prestadores de servicios de la sociedad de la información en el mundo? Y, si lo tuviéramos, ¿podríamos obligarles allá en el país en el que estén?

La identificación de los menores requiere otra vía. El Derecho emanado del poder público es ineficaz para ordenar Internet. El destino del Derecho público es el de regular las relaciones entre personas y empresas con los órganos que conforman la Administración Pública. El destino del Derecho que inventan los prestadores está enfocado a crear un único marco jurídico internacional que establezca algo de orden a lo que sucede en la Red. Por tanto, se debe centrar el foco en los grandes prestadores para que España tome partido en la creación de esta normativa internacional realmente vinculante.

Que la ley que afecta a los españoles en España es el código civil, cierto. La que afecta a los españoles en Internet no lo es siempre y cada vez lo será menos. No se trata de hacer convenios internacionales llenos de propósitos y vacíos de acciones, en los que siempre faltan firmas y ratificaciones. Se trata de continuar la creación de una única normativa internacional con el apoyo de las empresas que controlan Internet.

¿Dudas?

Al finalizar la exposición, los diputados hicieron preguntas. Las respuestas están aquí.

_

Informe de EEUU sobre la regulación del Bitcoin en 40 países

Captura de pantalla 2014-02-07 17.58.32El informe que escribí para Abanlex sobre los Bitcoin está ahora en manos del Congreso de los Estados Unidos.

¿Sabes lo que es el Bitcoin? Empecé a adentrarme en su funcionamiento en 2010 y en 2011 recibí mis primeros bitcóin. Desde entonces, en Abanlex aceptamos Bitcoin como medio de pago, cosa que interesó recientemente a Expansión. Ahora nuestras facturas muestran el total en euros y en BTC. Una universidad (una de estas) ya ha estudiado la manera de pagarme las clases que doy con Bitcoin. En ICEMD / ESIC explico los sistemas de pago con Bitcoin en mis clases de Derecho del eCommerce. He cambiado mis BTCs por un gorro de ASOS, a través de Bitfash. He usado varios exchangers para adquirir LiteCoin, PPCoin, Bitcoin, Novacoin… e incluso he estado tentado de comprarle a Joaquín Muñoz alguna JoaCoin. En Abanlex asesoro con Joaquín a empresas que comercian con Bitcoin, con la ayuda de mis compañeros de Igualada&Cots y Diké Abogados. Uno de los clientes que tenemos en Abanlex ha presentado una consulta vinculante a Hacienda sobre qué impuestos que debe aplicar al Bitcoin; esta consulta se la hemos preparado Abanlex y Martínez-Echevarría de forma conjunta y ha sido noticia en El Confidencial. La consulta se presenta para un proyecto en el que estamos trabajando (solo desde el punto de vista legal): cajeros automáticos de Bitcoin en España.

Y, entre tanto, publiqué este post: 12 cosas que deberías saber antes de usar bitcoins (La Ley y el Bitcoin)

Parece que Joaquín y yo hemos dado en el clavo: La Biblioteca de Derecho del Congreso de los Estados Unidos (The Law Library of Congress) ha emitido un informe sobre Normativa del Bitcoin en Jurisdicciones Seleccionadas (Report for Congress nº 2014-010233 bajo el título Regulation of Bitcoin in Selected JurisdictionsDescargar en pdf) y nos dedica este párrafo sobre regulación en España:

Spain
Bitcoins have not yet been regulated in Spain and are not considered to be legal currency since they are not issued by the government’s monetary authority. However, they may be considered digital goods or things under the Civil Code [arts. 335, 337 & 345] and transactions with bitcoins may be governed by the rules of barter contained in the Civil Code [art. 1538] according to the analysis of one Spanish law firm [Pablo Fernández Burgueño, 12 Cosas que Deberías Saber Antes de Usar Bitcoins (La Ley y el Bitcoin) [Twelve Things You Should Know Before Using Bitcoins (The Law and Bitcoin)], ABANLEX ABOGADOS (Nov. 27, 2013)]. Merchants who accept bitcoins are required to issue an invoice with value-added tax in euros [Abanlex Abogados].

Participaré en unas charlas sobre el Bitcoin. El título del encuentro es Mesa Redonda sobre el sistema Bitcoin: una alternativa disruptiva, descentralizada y criptográfica frente a las monedas tradicionales. Tendrá lugar en Madrid, el sábado 22/02/14.

Mis compañeros de cartel son de categoría. Espero aprender lo suficiente en estos días para tratar de ponerme a su nivel. Ponenetes: Víctor Escudero Rubio, Ricardo Pérez Marco, Antonio Andrés y Pablo Fernández Burgueño (este soy yo). Asistir al encuentro cuesta 22€ o su equivalente en Bitcoin.

Aquí los datos sobre Mesa Redonda sobre el sistema Bitcoin::

  • FECHA: Sábado 22/02/14
  • HORARIO: 10:00 a 14:30
  • LUGAR: Centro de Negocios Lagasca – Calle Lagasca, 95. Madrid
  • Web para inscripciones

Si alguno va para allá, me encantará saludarle personalmente.

España está preparada para recibir su primer cajero de bitcoins

10563200143_bd5e7e2155

El primer cajero de bitcoins del mundo, instalado en Vancouver, Canadá. Fotografía cedida por Marc van der Chijs

En el sitio web del bufete Abanlex, he publicado un artículo sobre la normativa española aplicable a los cajeros de bitcoins.

Por cierto, acabo de comprobar que ¡podría comprarme una obra de arte de más de 900€ con el bitcoin que compré hace un mes por 200€! Por cierto, escribí también este otro artículo: Compra arte con bitcoins, en la Revista de Arte – Logopress.

Estimo que el valor del bitcoin seguirá creciendo. Pero no lo sé con seguridad. Si dentro de un año nadie quiere comprarme el bitcoin, tendré en mi poder un objeto digital sin valor; si me lo quieren comprar por 900€ habré ganado 700€ y recuperaré mis 200 iniciales. Quien sabe…

Si quisiera arriesgarme a comprar más bitcoins, tendría que hacer transferencias bancarias internacionales. Hay más métodos, pero este es el más sencillo y, aún así, es complicado. Desde que decido comprar algunos satoshis hasta que los veo en mi wallet, pueden pasar 4 o 5 días. ¡Qué fácil sería si hubiera cajeros automáticos de bitcoins!

Podría haber una tienda en la que pudiera comprar y vender bitcoins. O una máquina a través de la cual se haga lo propio. Y, para convertirla en algo mediático, podríamos llamarla ATM de bitcoins.

A través del Ayuntamiento de Madrid colaboré en el estudio de las implicaciones legales de una máquina expendedora de oro. Por aquello, publiqué un artículo con algunas conclusiones que servirían para cualquier máquina de vending. Este caso es similar, solo que un poco más complicado.

¿Cómo instalar un cajero de bitcoins en España? Esta vez publico la respuesta en Abanlex.

Quizá te interese consultar otros artículos que he escrito sobre los bitcoins:

Hace un par de meses fui ponente en una mesa de la CON Navaja Negra. El día anterior a mi mesa, pankace (@trufae) dio una charla magnífica sobre los aspectos técnicos de los bitcoins. Aquí, su vídeo:

<

p>

Análisis jurídico de la facturación en bitcoins y el IVA aplicable

Gorros de Asos

0.052765 BTC, gastos de envío incluidos, es el precio que he pagado por un gorro de invierno de ASOS

OJO: Este artículo es muy antiguo. Las leyes cambian y también las interpretaciones. Léelo como quien lee un libro de historia romana, pero no lo apliques a lo que hagas. Ni este artículo ni ninguno de los que he escrito en este blog, que es personal – personal.

Pagar con bitcoins ya es algo corriente en Internet. Aceptan esta moneda BitFash, 9Flats, Abanlex y otras tantas empresas. Pero, ¿estas empresas facturan igual en bitcoins que en euros o dólares?

Facturan de forma diferente. Al pagar en bitcoins no se compra, sino que se realiza un trueque o permuta.

La moneda bitcoin no es dinero sino cosa, en el sentido jurídico la palabra. Cuando un cliente paga en bitcoins no realiza una transmisión de dinero fiduciario (art. 3.1 Ley 46/1998), ni de dinero electrónico (art. 1.2 Ley 21/2011), ni de cupones (V1160-11) sino de soluciones únicas a algoritmos matemáticos que responden al Protocolo Bitcoin, iniciado por  Satoshi Nakamoto.

Artículo 1538CC: “La permuta es un contrato por el cual cada uno de los contratantes se obliga a dar una cosa para recibir otra”.

Joaquín y yo convenimos, en octubre de 2013, que nuestro despacho de abogados, Abanlex, debía empezar a aceptar pagos en BTC, como ya hacen otros bufetes: DDHH Abogados (Granada), MAP & Asociados (Madrid), Nesenoff & Miltenberg (Nueva York) y Jay Cohen (Texas).

A continuación, indico la forma en que hemos preparado el bufete Abanlex para cobrar en bitcoins.

1- Creación de la cartera de bitcoins. Bitcoin para empresas.

La firma ha contratado a la empresa Qkos Services Ltd para que custodie una cartera (wallet) en su plataforma Blockchain, que nos permite su gestión completa a través del móvil. También contamos con dos carteras más, generadas con Bitcoin-Qt, almacenadas en servidores privados del despacho.

Tenemos claras estas tres premisas:

  1. Bitcoin es un sistema beta: Hace solo 5 años que el bitcoin está en el mundo. Otras monedas digitales, como Litecoin, Namecoin y Freicoin, empiezan a ganar espacio en el mercado gracias a su seguridad y rapidez en las transacciones, y es posible que releguen al bitcoin al olvido en un plazo de entre 10 y 20 años… o todo lo contrario.
  2. BTC < 5% facturación: El valor del bitcoin es altamente volatil y podríamos ganar dinero con él, mantenerlo o perderlo todo. Por este motivo, aseguramos un 95% de la facturación bajo las garantías del dinero fiduciario.
  3. Gestión solidaria y conservación de los BTC: La tercera  premisa tiene su base en el hecho de que el bitcoin es finito, se basa en líneas de código y la seguridad de sus unidades es vulnerable a ataques informáticos. El número de bitcoins que la ciencia (y el Protocolo Bitcoin) permite crear puede alcanzar los 21 millones. Las unidades de BTC se conservan en archivos informáticos denominados wallet.dat y estos pueden ser usurpados, se puede romper el dispositivo que los almacena o pueden quedar olvidados en el ordenador de una persona que fallece. Por tanto, en Abanlex hemos decidido que los socios de la empresa compartan acceso completo a la cartera del despacho, hemos contratado la custodia en la nube de la cartera a un tercero y hemos desarrollado un sistema que genera automáticamente copias de seguridad del archivo wallet.dat cada vez que realizamos algún cambio en su contenido.

Anteponemos la precaución a cualquier intención de ser excesivamente vanguardistas.

Mercado bitcoin

Esta captura fue realizada en Mt.Gox cuando el bitcoin cotizaba a más de 163€ la unidad. Ahora, un minuto después, el bitcoin se está vendiendo por 160€.

2- Determinación del valor del bitcoin. ¿Cuántos bitcoins debemos cobrar al cliente?

El valor del bitcoin cambia constantemente en función de cuánto quiera pagar la gente por él.

Ahora mismo, en el mercado Mt.Gox, un bitcoin cuesta 155,51€; en Intersango cuesta 144,59€ y en BTC-e está valorado en 152,01€. Para comprar un BTC es posible convenir el precio directamente con su propietario o acudir a un intermediario (exchanger), como Mt.Gox o Bitcoin.de.

En Abanlex hemos decidido fijar un precio del bitcoin para nuestras facturas. Si un cliente desea pagar en bitcoins, puede hacer una transferencia de estas monedas en equivalencia, según el precio de cierre indicado por Mt.Gox para la hora de envío de una consulta vía web (ver ejemplo), de forma que permitimos que sea el cliente el que elija en parte el precio, o según el último precio de cierre indicado por Mt.Gox para el día de emisión de una factura por servicios jurídicos o docentes prestados diferentes a la consulta puntual vía web. A efectos comerciales, es una suerte de oferta.

Usamos la opción de creación de direcciones alternativas para gestionar mejor los cobros: a cada cliente le generamos una dirección única a la que debe dirigir sus BTC. De esta forma, llevamos un control exacto de las transferencias, sin posibilidad de error. Esta opción nos permite llevar internamente un control contable completo, sin revelar ningún dato personal a las empresas que nos custodian las carteras.

3- Primera factura: Al cobrar en bitcoins hay que añadir el IVA

Es posible facturar en bitcoins, siempre y cuando todas las cantidades se muestren también en una moneda de curso legal y fiduciario, y, al menos, el importe del IVA (o del IGIC) se muestre en euros.

Art. 12.1 RD 1619/2012: “Los importes que figuran en las facturas podrán expresarse en cualquier moneda, a condición de que el importe del Impuesto que, en su caso, se repercuta se exprese en euros, utilizando a tal efecto el tipo de cambio a que se refiere el artículo 79.Once de la Ley del Impuesto”.

Las permutas en las que el bitcoin es objeto de cambio, están sujetas al IVA y constituyen un gasto deducible.

Art. 79.1 Ley 37/1992: “En las operaciones cuya contraprestación no consista en dinero, se considerará como base imponible la que se hubiese acordado en condiciones normales de mercado, en la misma fase de producción o comercialización, entre partes que fuesen independientes”.

Así, por ejemplo, se podría generar una factura que indicase lo siguiente:

Datos del emisor
Datos del receptor
Serie y número
Fecha de emisión
Concepto…………………100,00€ (0.6396BTC)
IVA (21%)………………….21,00€ (0.1343BTC)
Total………………………..121,00€ (0.7739BTC)

En Abanlex hemos generado un modelo de factura por medio del cual damos al cliente la opción de comprar o permutar. Consignamos todos los importes en euros y, si el cliente decide pagar en bitcoins, puede transferir los BTC que correspondan a la dirección única que indicamos en el pie de la factura.

A efectos de contabilidad, la entrega de bitcoins a cambio de un producto o de una prestación es un canje de activos, que son naturalmente diferentes y que da lugar a una permuta de tipo comercial (Norma de Registro y Valoración 2ª 1.3 del RD 1514/2007).

4.- Segunda factura: ¡El comprador tiene que emitir factura!

El bitcoin no es una moneda fiduciaria, sino un objeto. El receptor de los bitcoins no recibe euros, sino líneas de código. Por tanto, el cliente transmite a la empresa la titularidad de una cantidad determinada de información digital, por el mismo valor de mercado que el servicio o producto adquirido. Si el cliente es una empresa, esta debe emitir una factura en la que conste la venta de bitcoins por el mismo valor que el de la base, el impuesto y el total de la factura recibida a cambio.

El IVA que se deberá aplicar en la factura será del 21%.

Los bitcoins se adquieren como bienes de inversión y para su canje en el mercado. Dada la especial naturaleza de este objeto internacional de pago, no sería extraño que el legislador optase por redactar una norma que equiparase el aspecto fiscal del bitcoin al del metal de inversión (art. 140 Ley 37/1992), aunque lo más seguro es que simplemente enmiende la normativa de dinero electrónico (Ley 21/2011) para dar cabida a esta peculiar herramienta de trueque. Entre tanto, los usuarios de bitcoins son sujetos pasivos revendedores de bienes digitales intangibles, considerados como servicios a efectos de tributación.

Para analizar qué IVA debemos indicar en la factura de venta de bitcoins, debemos estar a lo regulado en la Ley del Impuesto:

Art. 137 Ley 37/1992: “La base imponible de las entregas [de bitcoins usados] […] estará constituida por el margen de beneficio de cada operación aplicado por el sujeto pasivo revendedor, minorado en la cuota del IVA correspondiente a dicho margen. A estos efectos, se considerará margen de beneficio la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra del bien”.

Es posible cumplir la norma mediante la aplicación de un método admitido en Derecho contable, como el FIFO o el LIFO. El valor del bitcoin fluctúa constantemente y los elementos recibidos en una misma cartera se mezclan con otros. Sería técnicamente posible, pero extraordinariamente difícil saber con qué precio exacto se compró una cantidad de bitcoins determinada, para poder hacer la cuenta correctamente. La solución se encuentra en la aplicación de los mismos métodos contales que se aplicarían a la compra-venta de clavos o tuercas: un LIFO o un FIFO.

Texto tachado (tachado): Consideré equivocadamente que el bitcóin podía ser el primer objeto digital que, una vez usado, tuviera la condición de bien usado. Rectifiqué a los pocos días tras advertir que el usuario que dice poseer bitcóin posee, en realidad, firmas digitales que le permiten contratar la transferencia de bitcóins. Esta contratación se realiza a la Red Bitcóin: el titular transmitente presta este servicio, por medio de la Red, al destinatario. Por tanto, la tenencia de un bitcóin es inútil hasta que se lleva a cabo la transmisión, entendida como el borrado de las firmas en origen y la creación de firmas nuevas en destino a través de la solución de minería del Protocolo. En este sentido y a efectos fiscales, la transmisión del bitcóin debe tributar de la misma forma que lo haría una licencia o un servicio prestado a través de Internet: 21%.

Con relación al IVA que aplica a los exchangers, puede leerse esta consulta vinculante: V2228-13. Y sobre la normativa aplicable a aquellos exchangers que quieran desarrollar la actividad a través de un cajero automático de bitcoins, puede consultarse este artículo: Normativa española sobre venta automática o vending.

Otros datos interesantes:

  1. Generar un bitcoin es complejo y costoso. El dinero que se invierte en la compra de esta moneda virtual se destina a cubrir los honorarios de su hallador, los gastos y, en su caso, las comisiones del intermediario.
  2. Los bitcoins se pueden dejar en herencia (art 668 CC). Es recomendable disponer de un sistema eficiente de recuperación de bitcoins. Almacenarlos en un ordenador con contraseña es conveniente y seguro, pero arriesgado. Por ello, recomiendo delegar su custodia a un tercero al que el heredero pueda dirigir la correspondiente orden de traspaso cuando obtenga la titularidad de los bitcoins.
  3. Es posible realizar un depósito notarial de bitcoins, bien en su formato digital, bien en papel (art. 216 Reglamento del Notariado). Igual me animo y hago uno.
  4. Es legal y posible embargar bitcoins. Lo explica Sergio Carrasco en su artículo ¿Pueden embargarse bitcoins? Al fin y al cabo, es información digital única y actualmente valiosa, recogida en un documento electrónico (art. 3.6 Ley 59/2003).
  5. Es legal y posible incautar bitcoins, siempre que no se cometa el error de confundirlos con dinero electrónico y de venderlos por dinero fiduciario. Los bitcoins deben conservarse en su estado original, como evidencias digitales.
Factura en bitcoins

Factura en bitcoins del gorro que compré en Bitfash

Mi experiencia personal con los bitcoins

Mi experiencia personal con los bitcoins está siendo sorprendente por las implicaciones legales que descubro y por la facilidad de gestión de activos y carteras.

La captura inicial de este artículo muestra una serie de gorros de la tienda de ASOS, vendidos por BitFash, empresa que no tiene relación contractual con ASOS ni Zara. Este fin de semana compré uno por 0.052765 BTC, gastos de envío incluidos (puedes ver aquí la factura en bitcoins). Al rato me pidieron una dirección de cartera para enviarme 0.004588 BTC en concepto de devolución del exceso de una provisión de fondos que me solicitaron para pagar impuestos (“You are entitled to a tax refund of 0.004588 BTC”). La tienda vende en USD, pero pagué en BTC sin hacer cambio de divisa, ni incurrir en gastos ni comisiones bancarias. Así que este invierno esquiaré protegido por el fruto de 5 céntimos de bitcoin.

Los orígenes: Instalé en mi MAC una cartera personal Bitcoin-Qt a mediados de 2011 para ahorrar algunos céntimos. El 26 de septiembre de 2011 obtuve mi primer ingreso: 0.005BTC. Un par de meses más tarde consideré que ya había probado el invento y desinstalé la cartera. Este verano la he vuelto a instalar en el mismo ordenador y, después de 1 semana de sincronización con la red… la cartera ha rescatado de mi wallet.dat el saldo que tenía, con 120.839 confirmaciones de la primera transacción. Esta recuperación de activos demuestra que los BTC no se destruyen, sino que se ocultan y que pueden llegar a desaparecer.

Cartera bitcoins

Una de mis carteras personales. Esta solo la he usado dos veces: recibí un pequeño ingreso hace años y ahora una devolución de un pago

Espero que el artículo os haya parecido interesante. ¿Alguno está usando ya los bitcoins? Si tenéis alguna sugerencias o duda, publicadla en los comentarios.

BTW, he instalado el plugin BitMate por si alguien quiere enviarme un TIP.