pablo@pablofb.com   Contenido basado en normas de España (Europa), salvo indicación expresa en contrario.

Ensayo para mi TEDx: Nuestro futuro se escribe en Realidad Extendida

Hace unos días, di una charla TEDxUDeustoMadrid. El título: Nuestro futuro se escribe en Realidad Extendida.

Dediqué meses a elegir, una materia impactante, con enorme proyección de futuro, que me apasionase personalmente y que se me diera bien profesionalmente. Finalmente, elegí la Realidad Extendida, que explico más abajo en el post y en los vídeos.

A pesar de que mi vida profesional se basa en gran parte en dar charlas y ponencias, reconozco que la TEDx me puso extraordinariamente tenso, empapado de nervios y el alto nivel de estrés por intentar hacerlo perfecto me jugó una mala pasada. Olvidé que lo perfecto es enemigo de lo bueno. Recuérdalo: cuando des tu TEDx be water my friend y si notas que te equivocas keep calm and carry on.

Comparto con vosotros el texto originario de la charla, la grabación de una prueba (en la que aún me apoyaba con un esquema del guion) y la grabación en bruto de la charla.

En el escenario TEDxUDeustoMadrid

Aquí irá el vídeo oficial en el escenario TEDxUDeustoMadrid

Como dijo Joyce Meyer, «la paciencia no es simplemente la capacidad de esperar, es cómo nos comportamos mientras esperamos». Así que dejad de preguntarme cuando estará listo el vídeo, ¡que no depende de mí! Cuando esté, lo pondré aquí.

Ensayo de mi charlta TEdx en casa

1.- Mi realidad elegida

Estamos en 1718.

Nuestro barco fondea hoy en la ensenada de Ocracoke.

Miro adelante… y ahí están: Abdel y Anusha. Están comprobando la vela cebadera desde la amura de estribor.

Soy Edward Thatch. Y aquí estoy, junto a la rueda de timón, bajo la vela de mesana.

Hoy luchamos contra Maynard. Es 22 de noviembre de 1718… otra vez.

Porque ayer…también fue, para nosotros, 22 de noviembre.

Ensenada de Ocracoke, Carolina del Norte

Ayer ya habíamos tomado la nave de Maynard. Y lo vi, allí: Robert Maynard. Me acerqué a él. Pistolas de chispa al cinto, cara a cara. ¡Desenvainamos!

[…]

Y llaman a mi puerta. ¡Y vuelven a llamar a mi puerta! ¡Dos veces! El cartero.

Sin quitarme el visor activé la visión externa.

Corrí a la puerta, con mi visor y mi traje háptico puestos. Abrí la puerta. Recogí el paquete y al regresar… mis amigos ya me estaban regañando: que… “¿por qué te vas?”; “tío, ¡no puedes abandonar así nuestra misión!”…

Y tienen razón.

Os preguntaréis, si es un juego, ¿por qué no lo parasteis?

Pues, porque no es un juego.

Para nosotros, era real. Era nuestra realidad elegida. Estábamos tres amigos desde diferentes partes del mundo -Abdel, desde Omán; Anusha, desde Colachel, al sur de la India; y yo, desde mi salón- disfrutando de un rato juntos, en las costas de Carolina del Norte.

Era “nuestra realidad” y decidimos vivirla como tal.

2.- Mi profesión

Soy Pablo Fernández Burgueño, abogado, al menos en esta realidad. Me dedico a impulsar la innovación y a hacer posible lo imposible. Y, “una vez descartado lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, debe ser la verdad”.

Por tanto, me dedico a hacer verdad los emprendimientos.

El primero fue Abanlex, en 2008. Tres amigos emprendimos una aventura en el mundo legal: queríamos «alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar”. Y una de las primeras materias que abordamos fue el derecho del entretenimiento. Nos embarcamos en proyectos de cine, literatura, música, videojuegos…

Si nombras la liga de videojuegos más importante nacida en España o la mayor empresa de fabricación industrial de Europa, estarás nombrando marcas de personas a las que he ayudado a hacer posibles sus proyectos.

«Alcanzar lugares donde nadie ha podido llegar”

3.- Qué es la Realidad Extendida

Y aquí es donde la Realidad Extendida entra en juego.

La Realidad Extendida es un paraguas bajo el cual se encuentran diferentes soluciones tecnológicas que transforman nuestro mundo exterior. Estas soluciones son tres: Realidad Aumentada, Realidad Mixta y Realidad Virtual.

  1. La Realidad Aumentada crea objetos virtuales superpuestos sobre los reales. Por ejemplo, puedes ver las Pirámides de Egipto en el centro de tu salón, pero si desplazas la imagen, ignorarán la pared. Es decir, la Realidad Aumentada no siente el entorno.
  2. La Realidad Mixta, en cambio, crea objetos virtuales que interactúan con los reales. Por ejemplo, puedes llenar tu salón con turistas visitando las Pirámides. La diferencia con la Realidad Aumentada es que en la Mixta los turistas, si pones las Pirámides sobre la mesa, tendrán que trepar para llegar a ella.
  3. La Realidad Virtual es otro asunto. Modifica completamente nuestro entorno. Nos ofrece un universo diferente con el que podemos interactuar y facilita la inmersión total. Por ejemplo, podemos convertir nuestro salón en la Necrópolis de Guiza y escalar, nosotros, la Pirámide de Keops. Está prohibido escalarla allí, pero… ¿y en tu casa?

Las soluciones de Realidad Extendida, como veis, transforman la existencia verdadera y efectiva de algo… o alguien.

4.- Historia

Hace años, en 1962, el inventor Morton Heilig dio a luz a una de las máquinas más geniales de la historia: creó un sistema de inmersión total capaz de ofrecer imágenes estereoscópicas en 3D, con viento y aromas que se activan mientras ves una película. Lo llamó Sensorama.

“Sensorama”, porque ya no se trata de oír, oler o ver, sino de sentir.

Actualmente, los dispositivos hápticos sustituyen los impulsos que recibimos, cambiando todo aquello que nuestros sentidos fueran a percibir.

Dispositivos hápticos son guantes con tendones que nos permiten tocar lo incorpóreo; son trajes que nos permiten notar presión al chocar contra una mesa que no existe; o diademas que extraen nuestros impulsos nerviosos y modifican la realidad virtual o incluso “física conectada”. Imagina por un momento que puedes mover una pelota física con la mente, hacer volar un dron con solo pensar en ello o entrenar con Yoda moviendo un sable láser con La Fuerza de tus pensamientos. No son historias del futuro: yo ya lo he hecho.

5.- Extensión de la Realidad

Y podemos ir más allá. Imagina una realidad en la que las películas se adaptan al espacio de tu hogar; en la que puedas ver virtualmente y hablar con personas que existen o que no… o que ya no; o que puedas abrazar a una mascota que tú mismo diseñaste y creaste.

Os hablo de experiencias y de sentimientos; de conocer gente, de aprender y, diría Platón, de salir de la cueva para descubrir un mundo más allá de nuestra verdad.

Yo… he visto cosas que vosotros no creeríais”. Podría decir que fue “atacar naves en llamas más allá de Orión”, pero es más espectacular. En pleno confinamiento, he andado hasta mi butaca en un cine, en mi habitación; he tomado cañas con amigos en un bar virtual, sin salir de mi cocina; he sentido gravedad cero en el salón; he asistido a clases sobre física en salas virtuales; he cambiado el curso de una narrativa en Realidad Virtual; he aprendido idiomas; y he conocido personas reales a las que, de alguna forma, veo cada semana.

Además, hoy ya puedes crear un avatar con el que convivir, discutir o incluso al que querer. Y puedes cambiar el diseño de tu salón sin cambiar la tapicería, sin pegar papel en las paredes. Simplemente, tú lo ves diferente.

¿Estarías dispuesto a alquilar partes virtuales de tu casa? Tus muebles, tu techo, tu suelo pueden ser soporte publicitario. ¿Te gustaría? Hay gente que ya lo tiene.

Las soluciones de Realidad Extendida ofrecen un universo en el que cada ser humano puede diseñar y construir su propia realidad.

6.- Nuevos riesgos y nuevas defensas

Aunque la innovación no está exenta de riesgos. Os pongo algunos ejemplos: nos pueden cifrar el diseño de nuestra casa y pedirnos por él un rescate; es posible cambiar la apariencia física de una persona para que sea otra; pueden digitalizar a un miembro de nuestra familia, divulgarlo y explotarlo ilegalmente.

La tecnología no es cruel, pero sí pueden serlo determinados usos que se hacen con ella.

Y aquí estamos los que nos dedicamos a defender, al tiempo, la innovación y los derechos. Hace unos años, desde Abanlex, impulsamos el caso originario que dio lugar a que se reconociera, desde España y desde Europa, para el Mundo, el Derecho al Olvido. Un derecho que nos permite mantener un mejor control sobre nuestros datos y nuestra vida. 

Si vuelve a usarse la tecnología para poner en jaque los derechos o la dignidad humana, juntos tendremos que volver a luchar por un mundo mejor en el que se respete al ser humano y en el que, ojalá, algún día, no sea necesario luchar por los derechos.

7.- Una propuesta para reflexionar

Acercándonos al final, os propongo una reflexión. Partimos de que ya sabemos que es posible compartir casa con un avatar en realidad mixta y que la Inteligencia Artificial puede dotarlo de cierta iniciativa y capacidad de simular sentimientos humanos.

Y ahora… imagina que fallece un ser querido y una empresa te ofrece traerlo de vuelta a la vida en formato digital, para que puedas volver a convivir con él, para que puedas volver a abrazarlo… Esto ya ha sucedido.

8.- Una pregunta para terminar

Dicen que la realidad supera la ficción; pero en este caso, la ficción es la que genera nuestra realidad y nos expone a situaciones y riesgos hasta ahora desconocidos.

Vivimos el inicio de una nueva era en la que cada ser humano tiene derecho a disfrutar de su propia realidad extendida y el Derecho deberá adaptarse para hacerlo posible.

Y antes de volver a mi barco, a mi realidad elegida, con Abdel y Anusha, os dejo una pregunta: Debemos proteger solo la realidad física o también la virtual?

Porque, ¿qué es real?