10 consejos para la declaración de acusado por un delito informático

u-s-supreme-court-hallway-1224332-640x480
Pasillo de un juzgado. Imagen cedida por David Lat

Acabo de asistir como letrado a un cliente en una citación para ser oído. Nos encontramos en la fase de instrucción de un procedimiento abreviado en los juzgados de lo penal. Hoy hemos procedido a la práctica de una declaración de acusado, de investigado o, como antes se llamaba, de imputado.

Me ha parecido interesante publicar cómo se desarrolla una ‘citación para ser oído’ por la comisión de un delito informático.

Así, si eres abogado, te vas a personar en el procedimiento y vas a asistir a este acto, puedes conocer los aspectos más prácticos que deberás tener en cuenta. También te interesará leer los artículos 486 a 488 de la LECrim sobre la citación.

1.- ¿A qué hora tengo que estar en el juzgado?

Con que estés a la hora indicada es suficiente. Ahora bien, te recomiendo presentarte en la puerta correspondiente al menos con 20 minutos de antelación. Puedes usar este tiempo para repasar las preguntas que harás a tu cliente.

Cerciórate de que el cliente también acude a tiempo al juzgado. Si no comparece, (es decir, si no se presenta), la citación se puede convertir en una orden de detención.

2.- ¿A dónde debo ir exactamente dentro del juzgado?

Lo primero, debes localizar la ubicación del juzgado en el que tienes que presentarte. Ante la duda, llama a un colega, al juzgado o usa webs como la que provee el Ayuntamiento de Madrid para localizar teléfonos y direcciones: Direcciones y Teléfonos.

Es normal perderse dentro de un juzgado. No es normal que el cliente te vea perdido. Te recomiendo llegar con 20 minutos de adelanto para asegurarte, para cuando llegue el cliente, de que conoces el lugar y estás en la puerta correcta a tiempo.

Cuando llegues, localiza la puerta de las oficinas de los oficiales y accede. Pregunta por las declaraciones e indica el número de procedimiento.

3.- ¿Qué tengo que llevar?

Debes acudir al acto con:

  1. Tu carné de colegiado
  2. La lista con las preguntas que vas a hacer y un bolígrafo para tachar las que ya haya respondido el cliente.
  3. Las pruebas adicionales. Si vas a presentar documentación, llévala. Te recomiendo llevar también una lista, que no tienes que entregar, de lo que vas a presentar para que no se te olvide nada.

4.- ¿Cómo es el acto? ¿Debo situarme a la derecha o la izquierda?

El acto tiene lugar habitualmente en el despacho del magistrado-juez correspondiente. Es posible que, en determinados casos, el acto se lleve a cabo en la mesa del oficial, frente a él.

En el despacho del juez, el abogado se debe sentar a la derecha y el cliente a la izquierda, en los asientos situados en frente de la mesa del juez.

El acto se compone de tres turnos de interrogatorio:

  1. Primero pregunta la persona del juzgado
  2. Después pregunta el abogado del denunciante, si es que acude.
  3. Por último, pregunta el abogado del denunciado.

5.- ¿Puedo llevar las preguntas escritas?

Sí, y puedes leerlas. De hecho, lo normal es leerlas. Te recomiendo que no trates de innovar en la forma de las preguntas. La improvisación es peligrosa.

Haz preguntas objetivas, sin retóricas. No introduzcas las respuestas dentro de las preguntas, ni incluyas elementos que den lugar a que el acusado dé respuestas subjetivas. Si el cliente quiere aportar opiniones personales, que lo haga, pero no inducido por el abogado.

6.- ¿El cliente puede leer sus respuestas?

No, el cliente no puede leer ni ayudarse de ningún tipo de soporte documental para responder, salvo que tenga que aportar datos de tipo numérico o matemático. Tiene que declarar de memoria. Y tú, abogado, no le puedes ayudar a recordar.

Te sugiero que recomiendes al cliente que hable despacio, ya que el oficial tiene que transcribir sus respuestas. Y, aunque se puede extender todo lo quiera explayándose, considero que lo mejor es que vaya al grano y no cuente más de lo estrictamente interesante para él y para el caso.

7.- ¿Tengo que entregar al juzgado las preguntas o las respuestas escritas?

No. Ellos ya se encargan de escribir lo que corresponda.

8.- Si la persona del juzgado o el otro abogado ya han hecho la misma pregunta que yo voy a hacer, ¿la puedo repetir?

Sí, puedes repetir preguntas que ya se han hecho. No pasa nada, si lo haces por despiste. Aunque es mejor que no la hagas. Mantente atento y, sobre todo, trata de recordar tus preguntas, aunque las vayas a leer.

9.- ¿Tengo que firmar algo al terminar? ¿Tiene que firmarlo el cliente?

Sí. El oficial te avisará para la firma. Comprueba que el acta se corresponde con lo que ha declarado el cliente. Una vez comprobado, debéis firmarla ambos.

10.- ¿Qué hago después de las preguntas? ¿Nos vamos y ya o hay que pedir algo al juzgado o al cliente?

Misión cumplida. Ya puedes salir.

Espero que estas preguntas y respuestas ayuden a los compañeros abogados que se encuentren iniciando su andadura por los juzgados de lo penal. ¡Comparte tus consejos en comentarios! 

Deja un comentario