La criptografía esconde aquello que en ella quieras encontrar

death-164761_640
La moneda virtual es perfecta para la creatividad legal, pero también para el comercio ilícito y el fraude. Imagen en CC0 tomada de Pixabay.

El Bitcoin también tiene un lado oscuro, como todo. Hablé con un periodista de El País que me preguntó por las posibilidades de blanqueo de capitales usando Bitcoin en el sector del juego online para redactar esta noticia: La lavadora del trío de ases. Mi respuesta por teléfono fue esta:

Ninguna de las casas de juego online que aceptan Bitcoins (lista) coincide con las que tienen licencia en España (lista). Esto es relevante, porque la posibilidad de blanqueo se realiza fuera de las fronteras de España y de forma anónima.

En España, si algún operador aceptase Bitcoins, tendría que identificar al usuario y aceptar un máximo de 2.500€ por persona en Bitcoins (noticia), porque el Bitcoin se considera un sistema de pago no controlado (noticia y respuesta de la DGOJ). Tiene sentido que se asemeje más al traspaso de efectivo que a la transferencia bancaria porque, al fin y al cabo, los pagos realizados con Bitcoins tienen una entidad similar a la de los pagos con trozos de metal (monedas) o pedazos de papel (billetes).

La DGOJ no dice que el Bitcoin sea dinero, sino que la norma que afecta al dinero también afecta al Bitcoin (post). El problema es que no hay nadie que regule el precio del Bitcoin, por lo que se usará el precio ponderado de las principales casas de cambio (BTC-eBitstamp). Es interesante que Hacienda haya pedido al Confidencial que ponga el titular “Hacienda reconoce por primera vez el valor económico del ‘Bitcoin'” en su último artículo, en lugar de “Hacienda reconoce por primera vez el ‘bitcoin’ como una moneda” para dejar claro que no es una moneda de curso legal (como lo es el Euro), pero sí algo que puede ser usado como moneda digital privada.

Lo magnífico del juego online con criptomonedas (como DarkCoin) es que puede ser totalmente anónimo (Anonibet) y el jugador puede usar programas gratuitos sencillos (DarkWallet) para enviar, mantener y recibir Bitcoin y que no quede rastro de las transferencias.

Luego el Bitcoin puede ser usado como medio de pago de productos y servicios legales (La Calle Bitcoin) e ilegales (armas). No hay que certificar de dónde se han obtenido los Bitcoin, porque se pueden haber creado (minería), por lo que luego se pueden vender legalmente por moneda de curso legal en España en prestadores de cambio online (lista), servicios p2p de cambio anónimo (Coinffeine, sociedad española con capital social solo en Bitcoins) y en la calle (LocalBitcoins).

El Bitcoin se usa cada vez más en el sector del juego online (noticia) y los únicos que lo ofrecen son prestadores de fuera de España (o ilegales dentro de España). Si alguien quisiese usar el sistema del gambling para blanquear dinero de forma extraordinariamente rápida, sencilla y anónima (lista de las mejores casas online que aceptan Bitcoins), usaría Bitcoin o algunas de las otras cientos de criptomonedas (lista).

La cadena de bloques Bitcoin se puede usar como alternativa al Registro de la Propiedad Intelectual del Ministerio de Cultura (post). Se puede utilizar la criptomoneda para comprar (noticia) o para constituir sociedades (post). También como medio para aportar recursos en un sistema de crowdfunding (Swarm). O para apostar de forma legal (post). Así que el Bitcoin, como toda tecnología, puede ser usada para la creación o para otros fines más…

Deja un comentario